Vidas cruzadas – Crónica de un fin de semana

Ahora toca mi crónica del fin de semana más personal:

El viernes terminé mi periplo por Ciudad Real. Al final han sido 2 mesecillos muy intensos, esta ciudad me ha dado una gran oportunidad y que se ha convertido en un punto de referencia en mi vida. Tras las no-clases del último día cogí mi mochila y tomé rumbo a Madrid donde me espera mi Carmencita… un tanto despistada o al menos eso pensaba yo. Así que me llevó a no se que a Chamartín… donde un delincuente barbudo apareció de la nada… Momento sorpresa, mi madre al teléfono asustada diciéndome que tuviera cuidado y yo… PERO QUE PERRO ERES!!!!!!! ES EL PERRETE BARBUDO!!!!!!!!!!!! jijijijiji

Esa noche yo tenía cenita con mis ex–compis de curro. Todos me dijeron lo mismo ¿Qué es eso de irte así mandando un correo un viernes cuando ya no queda nadie? Lo siento chicos, lo mío no son las despedidas…

El sábado Gro, Carmen y yo tomamos las calles de Madrid para jugar al chimichurri, yo era la árbitra (decir que Carmen se proclamó ganadora!!). Tocaban compras navideñas y por supuesto ir a la Fnac a saciar nuestro consumismo.

Por la tarde llegaron las dos horas de cola para el concierto. En las que conocimos a elchicodesconocidodeatras… Momentazo  cuando después de más de una hora con el chico hablando y compartiendo frío llega Sara y se presenta: “Hola, yo soy Sara” “Yo Alex”… y el resto… risas… ninguno sabía como se llamaba todavía pero allí estaba como uno más de los Quiquifrikis. Sara llegaba con mi entrada y un tirón de orejas por irme sin despedirme… Yo también te echo mucho de menos peque!

Poco a poco llegaron el resto de foreros para el momento avituallamiento… QUESADA!!!!!!! Ñam ñam… Lo sentimos Quique, no quedó ni un trocito. Sobre el concierto está todo dicho en la entrada anterior, lo que no he explicado es el post concierto…

Resulta que queríamos hablar con Quique después del concierto… en La Riviera nos echaron a la calle (no sin que antes hiciéramos la frikada de comprar cerillas del Daikiri blues). Y en la calle había unos -4 grados… Diré que no vimos a Quique, pero que sé llegar a los camerinos y que tengo un nuevo amigo. Así que nos entretuvimos hablando de como van los chicos de hoy en día a las discotecas… sin comentarios.

Después de una hora decidimos que no podíamos más con el frío y nos fuimos de allí. Y fue el momento de insinuar lo bien que sentaría un chocolate calentito… para que me llevaran a mi bar favorito de Madrid, el Estar Café, muahaha!

El domingo volvimos a tomar las calles de Madrid y Gro nos llevó a tomar el postre a Lavapiés, ñam ñam que ricas las tartas!! En la calle Salitre… por supuesto, fin de semana Quiquifriki total.

Y bueno los trenes acabaron llegando y cada uno tomo rumbo a casa, dejando cachitos de nosotros para que se repartieran por la geografía española.

El lunes a Chucho, la lluvia y yo nos esperaban 2 horas de camino a Albacete. También se subió a Geby el síndrome post-kedada y el síndrome despedida y mientras escuchaba a Quique pensaba en lo que había dejado repartido por ahí y en que… Siempre nos vemos antes de lo que pensamos

PD: Es curioso que siempre donde duerma lo considero mi casa, y cuando llego siempre digo que estoy en casa sea donde sea que duerma esa noche…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s