No

Querido El,

Hoy salí a dar un paseo, lo sé estaba lloviendo, pero sabes que me encanta andar bajo la lluvia. No, no llevaba paraguas. Y si, acabé estornudando.

La cosa es que salí sin rumbo fijo, empecé a nadar sin plantearme mucho más que el siguiente paso. Estaba saturada de tanto estudiar y necesitaba despejarme. Sin darme cuenta acabé en tu calle, pero ya no me apetece subir la cuesta que lleva a tu casa. Así que me guiñé a mi misma un ojo en un charco y volví a casa por el mismo camino por el siempre solía volver.

Cuídate

Un beso

Ella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s