Pontevedra en una semana – Primera parte

Estuve durante una semana en la provincia de Pontevedra, a continuación los lugares que visité 🙂

Vigo

Si llegas a Vigo en bus en la misma estación puedes cober un bus urbano – al final del andén está la parada y recorridos-. Si te alojas como yo en el Albergue te vale cualquiera que vaya a Plaza América, de ahí por Avda. Castrelos a la izquierda está la calle del albergue. Si llegas en tren si sales a la calle justo delante está la parada de bus, el C2, C23 y C4C te llevan a la Plaza América también.

El Albergue está bien, aunque lejos de todo, pero los autobuses funcionan bien y en 30 minutos andando estás en el casco. Es una residencia de estudiantes durante el curso y en verano está bajo mínimos de personal, pero el trato es bien, todo está limpio, pero no puedes utilizar la sala de ordenadores.

En la oficina de Turismo, junto al mercado de Pedra – los kioscos de turismo y otra oficina no funcionan- te darán un plano con un recorrido para conocer la ciudad. Cuidado, Vigo es bastante grande y el recorrido que proponen es un pateo exagerado – para mi gusto-. Así que mejor hacer zonas, y los monumentos de las plazas y rotondas puedes verlos desde el bus de un lado a otro, o cuando te pillen cerca. Para mi lo más destacable fue el Castro. Fui en una mañana muy lluviosa y nublada, así que cuando comencé a subir el monte tenía un aspecto de peli de miedo. Pero al fin logré llegar al castro, y perderme por los muros y miradores – no había mucho que mirar por las nubes- . Luego a la bajada hay una zona de interpretación, la entrada es gratuita, donde puedes conocer un poco más de la vida allí. Después puedes perderte por las calles del casco Bello, como ellos le llaman y tomar unos vinos en la plaza o unas ostras en la zona del mercado en una terraza.

Baiona

De Vigo a Baiona hay bastante combinación de bus, que puedes tomar en la estación de bus, pero también tiene algunas paradas por la ciudad, mirar paradas que pone Atsa. El bus te deja en el paseo marítimo, cerquita del punto de información turística, solo anda hacie la zona amurallada. El chico que me atendió me encantó, porque te daba una explicación personalizada. A mi me animó a hacer la visita alrededor de la muralla, ya que las vistas eran lo mejor. Acertó. Verlo por dentro cuesta 1€, para hacer la ruta por cuera entra por la puerta y a la derecha hay un paso de solo peatones y ya sales a la senda. Después de dar la vuelta completa te recomiendo perderte por las callejuelas y buscar el camino que sube al monte para ver las vistas. Al inicio hay una fuente, coge agua, la subida es casi sin sombre y bastante empinada, pero no te llevará mucho rato. Allí hay una “imagen-torre”, un kiosco y mesas para domingueros. A la bajada visité las iglesias de la ciudad, y tomé el bocata en el parque junto al mar, donde está la capilla, el sitio me encantó.

Con las pilas cargadas tocó la segunda recomendación de la oficina, la zona de humedal donde se pueden ver aves acuáticas. Pero no era época y no llevaba prismáticos, aun así me gustó el paseo y hay paneles con información sobre la fauna y flora de la zona. Está justo al pasar el camping, yendo hacia Nigrán. Los buses de Atsa paran en varios puntos, así que desde ahí fui hacia Nigrán que ya estaba cerca y busqué una parada.

Tui

También te llevan los buses de Atsa, con bastantes horarios. Te dejan junto al puesto de información turística. El jueves es el mercadillo, y los miércoles en Valença – para llegar solo hay que cruzar un punte-. Las capillas aunque estén cerradas tienen una reja para poder verlas por dentro, las iglesias cierran a medio día y no sé a que hora abren por la tarde. Al llegar lo primero que hice fue visitar la Catedral de Santa María – cerraba a las 14h y volvía a abrir a las 17,30h-, donde merece la pena pagar para visitar el claustro, la torre y los patios, y disfrutar sus vistas. Piérdete por sus calles, no lo dudes tienen un encanto especial con los balcones floridos. Después un paseíto por la ribera de la ría, y si acompaña el tiempo hay zona de baño. Pero deja tiempo para visitar Santo Domingo y el su parque con preciosas vistas. Paseando llegas hasta Santo Bartolomé, está fuera del casco y verás las casitas, si están muy abandonadas, cuidado te puedes haber pasado. Otra vez hay cerca paradas del bus sin tener que volver al centro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

One thought on “Pontevedra en una semana – Primera parte

  1. Bonitas fotos!! En Baiona y en Tui no he estado, pero en Vigo si y uffff, los recuerdos no son buenos… toda la visita esta eclipsada por el viejo que me acoso en la parada del autobus : S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s