Veleta

El 2 de junio de 2012 escribí esto:

Ya voy a completar el tercer curso dedicado a esto de la educación, me parece que hace 3 vidas de aquel “Hoy empieza todo”. Y desde entonces las sensaciones que he experimentado han sido muy contradictorias (es lo que tiene esta bipolaridad). Por un lado la felicidad de hacer lo que me gusta, y por otro la frustracción de no hacerlo siempre como me gustaría. Esto último por estar atada a una programación ya escrita o por falta de tiempo, conocimientos y recursos.

Pero lo que sobre todo he experimentado es el sentirme una veleta, primero pensé que era una peonza que daba vueltas sobre mi misma. Pero no, soy una veleta que lleva tres años corriendo detrás del viento. Preparando temas, oposiciones, clases, etc. según toca el día. Con la maleta siempre lista porque no sé cuando va a sonar el teléfono, o salir una lista con mi nombre. Mirando cada mañana las noticias de los sindicatos para intentar que no se me pase nada (y ni por esas).

A veces pienso que todo esto ha sido un bonito sueño y una pérdida de tiempo también. Que esto de la educación pública se va por el fregadero y ya no hay sitio para mi. Pero al final si paso de ese primer pensamiento oscuro me doy cuenta de todo lo que he conseguido en este tiempo. De que he encontrado un trabajo que me gusta y lo feliz que he sido en él, y eso no me lo quita nadie. De lo mucho que he aprendido sobre mi, de las veces que me he visto en el límite y como lo he saltado y seguido hasta el siguiente. Y sobre todo, de que aunque parezca que soy una veleta sin rumbo tengo muy claro mi objetivo. Sé que profesora quiero ser y sé que estoy en el camino. Para llegar tengo una serie de obstáculos (unos puestos por la administración y otros por mi) que hay que saltar, pero si ya he llegado hasta aquí no me voy a rendir tan fácil.

No lo publiqué, por un lado por ser muy personal y por otro por no parecer desanimada. Solo era un momento de cansancio. Ahora a 5 de julio de 2012 con los cupos para el próximo curso que dejan en peligro de extinción a los interinos y dan otro hachazo a la educación pública lo veo todo más lejano. Lejano porque el próximo curso es casi (no tiro la toalla) imposible que trabaje por mi situación en las listas y mis peticiones de destino. Lejano porque este año lo dedicaré a “reciclarme” volviendo a la estudiar y no sé este nuevo camino donde me llevará. Esto es un hasta luego, de hecho no descarto otras formas de docencia para continuar este camino.

Pero en la transición entre la vida de #profebipolar a #alumna2polar viene una nueva vida de dos meses de duración que voy a llenar de viajes, letras y música. Porque soy una #paradaquemola ^.^

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s