Irlanda

Irlanda es ese sitio donde saber qué hay que desaprender porque no sirve de nada y solo estorba y así dejar sitio para aprender cosas nuevas que realmente vas a necesitar en el camino. Como cuándo hay que agacharse en la montaña para que el viento no te tire. Y aprender que el viento no es tan malo como pensabas, y hay ratos que puede ser tu mejor amigo.

Ese sitio donde aprender que si no superas la lluvia no podrás disfrutar del espectáculo que es el sol. Porque el sol es una fiesta en sí y todos sonríen. Y verás mil arcoíris como si fuera un sueño del que no quieres despertar.

Pero también es donde saber que la montaña manda y si dice que hasta aquí no puedes creerte más poderosa que ella. Y solo puedes volver y pensar en la chimenea encendida más cercana.

Donde aprender a servir el té de la tetera a la taza sin derramar una gota. Donde no puedes negarte a un té y debes olvidar el reloj mientras se enfría. Pero la conversación te hará perder la noción del tiempo, no sufras.

Irlanda es ese sitio que es casa en cada paso, donde el tiempo no se para sino que te ayuda a avanzar. Donde cada nota de música de sus calles y pub hace que todo sea mágico. Donde te confundes y no sabes en qué país estas.

Donde llegar sin planes es el mejor plan porque los planes llegaran solos. Pero donde hay que estar atenta para no dejarte atrapar para siempre y poder un día coger el avión de vuelta sabiendo que volverás, un poco más vieja pero con más ganas si eso es posible.

Irlanda es el sitio donde repasar las cuentas antes de ir a dormir y saber que has disfrutado de cada minuto y cada céntimo del día.

Donde los días malos también existen y vas a echar de menos lo importante que quedó atrás pero que pronto estará delante y lo vas a disfrutar por completo.

Gracias Irlanda.

Mochila para 3 semanas sin facturar en Irlanda

Uno de los múltiples retos que supuso este viaje fue contar solo con una mochila de 55x40x20m y menos de 10 kg y sobrevivir con dignidad. Uno de los grandes problemas es que en Irlanda el tiempo es muy cambiante. En la misma hora puedes tener sol, frío y lluvia. Además en mi viaje había jornadas de senderismo, de turismo en ciudad, de fiesta nocturna y 2 semanas de clase. Así que había que buscar llevar lo adecuado para cada situación.

Para la ropa la clave es lavar cada dos días lavaba la ropa sucia. El problema principal es la humedad y no tener un sitio en condiciones para tender la ropa. Así que esta al final tarda al menos dos días en secarse y puede coger los olores de la habitación en ese tiempo. Para eso al final me compré un desodorante en spray con perfume que ponía a la ropa una vez lavada. Para lavarla utilizaba la misma pastilla de jabón que para mi misma, aunque si pillaba jabón líquido en algún albergue aprovechaba. Aún así a mitad de viaje llevé todo a una lavandería, los vaqueros y la sudadera necesitaban un lavado más profesional.

Al final no fue difícil hacer la maleta y sobrevivir con ella.

Contiene:

–          Ropa:

  • Un pantalón de lino ancho, con gomas en los tobillos. Especifico como es porque es ideal para lluvia liguera, se seca pronto, y al llevar gomas no te arrastra y no se empapa.
  • Falda y leggins. Los leggins también sirve si hace frío y quieres llevar los de lino. La falda sirve para los días más calurosos y con los leggins para cualquier día. Y a la vez sirve para ir un poco arreglada para salir.
  • Camiseta manga corta.
  • Camiseta manga larga.
  • Camiseta manga pirata.
  • 6 braguitas (pase lo que pase muda limpia)
  • Un sujetador negro y otro blanco.
  • Sandalias/chanclas que sirven para la ducha y para la ciudad.

–          Neceser:

  • Champú
  • Pastilla de jabón
  • Mini espuma de pelo
  • Mini peine
  • Cepillo de dientes y pasta
  • Toallitas refrescantes
  • Desodorante
  • Pinzas y corta uñas
  • Mini set costura
  • Tijeras plegables
  • Bastoncillos y algodón
  • Copa de luna
  • Drogas de farmacia varias: ibuprofeno, paracetamol, etc.

–          Tecnología y otras cosas:

  • Kindle
  • Mp3
  • Cámara digital
  • Móvil Smartphone y otro normal por si tenía problemas para cargar.
  • Y cargadores: lleva un juego de clavijas para el enchufe de USB de lo q podía.
  • Adaptador de red!! Importante que en eso también van al revés 😛

–          Puesto:

  • Vaqueros
  • Camiseta manga corta
  • Sudadera
  • Zapatillas de treking
  • Una muda (me encanta la expresión)

Calzada de los Gigantes y Ruta por la costa

Saliendo desde Belfast en coche la ruta propuesta es subir por la Coast Route y bajar cruzando por el interior.

Nosotros paramos en Ballygally y visitamos los jardines del hotel. En Glenarm, la puerta a los valles, dimos un paseo por el bosque, hay un castillo pero no entramos. En Ballycastle paramos a comer en la playa, ¡qué bonito día nos hizo! También hay un sitio donde cruzar por un puente de cuerda, había mucha cola y nosotros andábamos con el tiempo justo y un poco de vértigo, para otra ocasión. Y ya llegada a la Calzada de los Gigantes, impresionante dedícale un buen rato a recorrerla, si vas con tiempo y energía se puede hacer una ruta pero tiene como unos 126 escalones, la próxima vez. Después visitamos el Dunluca Castle y lo que más nos sorprendió Downhill Demense. A la vuelta no pudimos buscar el Dark Hedges, es un camino cubierto por árboles que queda para la próxima visita, si podéis buscarlo nos hablaron maravillas de ese sitio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Connemara / Letterfracke en un fin de semana

Tomé un bus desde Galway a Letterfracke por 17€ (ida y vuelta) con la compañía Citylink. Con Citylink si que compras el billete para una hora concreta. En Galway la taquilla está en una calle y la estación un poco más abajo, todo saliendo de Eyer Square. Yo no tuve problemas pero una amiga me ha dicho que pueden ser poco serios en su servicio, suerte! El bus para enfrente de la tienda, y a un paso del hostel en que me alojé, The Ban’s Den por 17,5€ la noche. El hostel está muy bien y la gente hablaba maravillas del restaurante. Pero como la cocina estaba genial y el supermercado abre de 9 a 21h me apañé muy bien. Otro hostel es el The Old Monastery, es un sitio muy peculiar lleno de libros y muchas otras cosas. Esta vez necesitaba un sitio tranquilo más que peculiar y el precio ese finde no variaba mucho, aunque si pillas con un poco de tiempo si es más barato.

Como siempre aproveché para viajar por la tarde, ya que en Irlanda todo está cerrado a las 6, y así aprovechaba mejor el tiempo. Así que ya por la mañana descansada comencé la ruta. Primero fui andando hacia la península de Renvyle, la carretera no tiene casi arcén y no hay forma de ir por el campo, así que es peligroso. Solo a una canadiense, a otros dos americanos y a mí se nos ocurrió ir por allí. Hay un embarcadero y una oficina que ofrece rutas en el bote, pero no me pareció interesante, además estaba desierta la oficina, aunque la puerta estaba abierta…

Después fui hacia el centro de visitantes del parque natural, para llegar ir hasta el The Old Monastery y la puerta de entrada está un poquito más adelante. Allí tienes una exposición, un bar, un parque de juegos para niños y la información que necesites. Hay 3 rutas circulares con inicio y fin en el centro de visitantes, puedes empezar por la sencilla y según te veas de fuerzas enlazar con las siguientes. Yo hice la más larga, subir hasta la cima del Diamont Hill!!! Ahí arriba hace mucho aire, pero tuve suerte y no llovió nada más que un poco a la bajada.  Es uno de los retos que superé en este viaje hacer una ruta algo difícil y encima sola, al CV que va. Tardé casi 3 horas porque me lo tomé con calma y haciendo fotillos y algún vídeo. A la noche cuando me recuperé del total de 5 horas de pateo fuimos al pub que hay enfrente del hostel donde había un concierto de música irlandesa. Estuvo muy bien, aunque pasadas 2 horas con lo mismo ya cansa un poquito. Hablamos con los locales que tienen un acento imposible (hasta para la canadiense) y cuando me mosqueaba les soltaba algo en español para que vieran lo que era no entender ni papa de lo que te dicen.

El domingo tocaba ir al Kilmore Abbey, una de las postales más famosas de Irlanda. Para ir toca andar por la carretera otra vez, es algo más de una hora (1 hora y ¡10 minutos!). Me dijeron que intentara hacer autostop, y lo intenté pero no hubo manera, lo peor fue la vuelta lloviendo, pero se puede hacer. Una vez allí estuve en el lago disfrutando del paisaje, en la oficina viendo la historia del lugar y en la tienda de regalos (muy cara). No entré a visitarlo porque eran unos 12€ por ver 3 habitaciones (creo), los jardines y la iglesia.

Después volví al centro de visitantes para pasar un ratito y bajé hacia el río que está justo a la derecha al entrar en el recinto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galway ciudad y condado

Aquí no pongo días, porque yo estuve 2 semanas allí, aunque la primera no hice mucho turismo. Me alojé en el Nimmo’s Hostel, mi casa en Galway, sitio curioso donde los haya. El edificio es viejo y está todo lo limpio que puede. Su punto fuerte es Jimmy y Jeremy, quienes trabajan en este lugar. Si tienes la oportunidad de sentarte a hablar con ellos descubrirás por qué. El precio normal son 10€ noche, aunque puede variar según días y semanas sobre todo la semana de las carreras de caballos.

Galway ciudad

Todos los días a las 12:30 hay unas visitas guiadas gratuitas a la cuidad que salen desde la Eyer Square, llevan una camiseta/chubasquero azul. Y te contarán algunas historias interesantes sobre la ciudad, el recorrido son unas 2 horas. Nosotras lo hicimos con lluvia y aún así fue divertido, pero no estamos acostumbradas a tanta lluvia.

Mi parte favorita es el paseo en la ribera del río, The Prom, ya sea con lluvia o sol si puedes no dejes de pasear por allí. Si vas hasta el puente que lleva a la catedral tienes que pisar la piedra que sobresale, es la costumbre local. Hay un puente que cruza el canal y que nos lleva a la calle otra vez donde puedes lanzar una moneda y pedir un deseo. Cuidado con lo que deseas, que a veces se cumple 😉

La ciudad está llena de música, tanto en las calles como en los pubs. Yo recomiendo The Cave en el mismo lado del río que el hostel, donde escuchar auténtica música irlandesa en un gran ambiente. Hay sitios donde puedes escuchar cuentos tradicionales irlandéses o aprender a bailar música irlandesa. Como ves es difícil aburrirse aquí. So lovely!

Mi músico favorito de la ciudad era Pa Reidy, si en dos semanas da tiempo para tener músico favorito ^.^

Galway condado

Esta vez teníamos coche alquilado, de todas formas hay autobuses que hacen la ruta turística y los autobuses de línea que van a los pueblos.

Los acantilados de Mort

De camino entre Galway y los acantilados paramos en Kindara a visitar el castillo, este  pueblo está lleno de Bed&Breakfast. Y también recorrimos el Burren, los paisajes son impresionantes. Una vez en los acantilados tienes que dejar el coche en el parking donde pagas la entrada (6€). En el centro de visitantes tienes una exposición y una proyección de los acantilados. No te digo más, solo disfruta la visita.

Cong

Un poco antes de llegar al pueblo llegarás al Castillo, que ahora es un hotel de 5 estrellas. Lo que puedes visitar son los jardines, la visita son 5 €. En el pueblo están los restos de la abadía, el pueblo en sí es precioso, very lovely. Había una tienda de libros con postales muy curiosa, pero no sé decir el nombre, pero no te costará encontrarla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PD: Connemara también forma parte del condado pero se quedaba esto ya muy pesado, ver siguiente entrada 😉

Limerick en unas horas

Volvió a pasar para ir entre Killarney y Galway tenía que parar en Limerick a cambiar de bus y aproveché para pasar unas horas y comer allí, el bus me salió por 24,5€ y en Limerick cogí uno directo a Galway (comprueba los horarios porque hay otros con más paradas intermedias). La estación de bus no está en el centro pero no está lejos tampoco. Enfrente de la estación hay un parque, si tomas la calle que sale desde donde está el bar del parque llegas a la calle principal donde están las tiendas y los restaurantes. Yo paré en Gas Workers y tomé una ensalada por 8,75 y estaba deliciosa y me la hicieron para que yo pudiera tomarla, necesitaba algo fresquito y nutritivo aunque me saliera un poco caro.

En Limerick anduve desde esa calle comercial hasta el castillo, tenía buena pinta pero no entré. Se puede ir por una orilla del río y volver por la otra, visitando las calles e iglesias por el camino. Después a descansar un poquito en el parque de la estación, que me gustó mucho, y a seguir el camino.

PD: Lo siento aquí no hay fotos porque me quedé sin batería tanto en la cámara como en el móvil.

Killarney en 3 días

El primer día llegué ya un poco tarde después de visitar Kilkenny y Cork con pocas fuerzas. El hostel en que me alojé es el Killarney Railway Hostel, el precio varió según el día entre 13-17€ incluye desayuno que te sirves tu mismo por la mañana hasta las 10h. Con una cocina amplia y comedor con TV donde podemos ver alguna de las pelis que tienen. El aseo de arriba huele un poco mal, deben tener problemas con las cañerías, pero el de abajo está mejor aunque solo hay 2 WCs.

La primera mañana la dediqué a una visita guiada con un guía local al parque natural, la visita son 9€ y duró casi 3 horas, aunque puede ser según tu quieras. Fue divertido y me contó muchas historias del parque y el pueblo, lo mejor su perra Rua ^.^ Fuimos hasta el castillo de Rosse, allí hay un embarcadero.

Por la tarde fui a hacer la compra en la zona comercial que hay frente a la oficina de turismo, encontré una carnicería con carnes un poco preparadas, algo caro, pero muy rico la pechuga empanada y también una carne macerada con especias. También di una vueltecita por el pueblo que es muy mono, y lleno de pubs, como no.

El siguiente día fui por mi cuenta hasta la Mussrot Abbey y la Mussrot House. La Abbey está algo derruida pero me encantó y a la House no pasé, enfrente está el Centro de Visitantes del Parque pero ese día estaba cerrado, así que en la misma oficina de información de la House te explican sobre el parque. Fui hasta las cascadas y en lugar de volver por el mismo camino, anduve por el Torc Montain hasta el lago he hice la ruta rodeando el lago pasando por el Dinis Cottage – donde hay aseos-. En total fueron 5 horas de pateo geniales, evitando el asfalto siempre que podía.

Yo no pude hacerlo por falta de tiempo pero me hubiera gustado hacer la siguiente ruta. Bajar en barco desde el embarcadero del castillo Rosse hasta la parte más alejada del lago y volver andando todo el camino. Para eso los barcos salen sobre las 10. También puedes hacerlo al contrario bajar andando y luego volver con el barco, para eso deberás estar en el otro embarcadero sobre las 14h. Puedes llevar la bici en este barco si prefieres hacer así la ruta.

En mi última mañana visité la St Mary Churt y di un paseo por detrás donde hay coles y di la vuelta hacia la derecha hasta la High Street, me gustó el pueblo, sobre todo por las mañanas con su ajetreo 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.