Roma en 2 días – Itinerario

Llegamos un jueves a las 3pm a nuestro alojamiento en Termini, hicimos checking, dejamos las cosas y fuimos a comer. Si hubiéramos llegado antes (no puedo ser por retraso del avión) queríamos haber ido al Coliseo pero cierra a las 4.30 en invierno y no nos iba a dar tiempo a verlo bien. La entrada al Coliseo, Foro Romano y Palatino es válida por dos días, a cada complejo solo puedes entrar una vez pero puedes dosificarlo. La idea era ir al Coliseo el jueves por la tarde y el viernes por la mañana ir al foro y Palatino. Pero no puedo ser.

Así que nos fimos a disfrutar de la gastronomía que era uno de los objetivos del viaje. Fuimos al Ornelli, salimos a 60€, y comimos muy bien, y tienen leche de soja! para el capuchino!

Después habíamos reservado por Airbnb una experiencia para aprender sobre el sprizt. Esto nos dio la oportunidad de conocer el barrio de Pigneto, con bares muy cools para cenar y tomar una copa. El bar donde se hace es pequeñito pero muy mono. Estuvimos solos mi marido y yo, la verdad es que esperábamos que hubiera más gente. Marta nos explicó primero con una presentación sobre el origen de esta bebida, los tipos de sprizt, te ofrecen 2 tapas y tomas 3 cóctels. El último te lo preparas tú. Además nos recomendó sitios para comer o cenar.

Después dimos un paseo por el barrio hasta coger el bus de camino al coliseo y hacer algunas fotos nocturnas. De ahí a casa fuimos en metro, aunque está cerca de Termini estábamos cansados y queríamos reservar energías.

Al día siguiente fuimos a los  Museos Vaticanos, mientras nos preparábamos compramos las entradas desde el móvil y luego con enseñar el pdf que te envían es suficiente. Nosotros arriesgamos un poco porque ya quedaban pocas entradas. Si podéis reservar antes de ir a Roma. Le dedicamos 5horas y eso que no fuimos muy lentos. Había bastante gente pero se puede ver. No cogimos la audio guía de los museos pero si volvemos nos gustaría hacer la visita con guía, los grupos van con unos cascos y el guía les va contando. En la Capilla Sixtina silencio y no hacer fotos. Hay personas vigilando si se hacen fotos, y si te ven te pueden hacer salir, vimos como se llevaron a dos por no hacer caso. Comimos en la pizzería del museo, 10€ ración de pizza, patatas o croquetas y bebida. Puedes sacar la comida al patio y comer al solete.

Del vaticano vamos a la galería Borghese, que fueron unos 30 minutos en bus. Para la Galería Borghese también arriesgamos. Nuestro plan inicial era ir el sábado, pero para el sábado no había entradas así que reservamos para el viernes el último turno, de 5 a 7. Si quieres utilizar la RomaPass no puedes reservar online la entrada, pero puedes ver si quedan entradas o no, tienes que llamar por teléfono. Si has reservado para el turno de las 5 te pedirán que retires la entrada de la taquilla antes de las 4.20 sino cancelan la reserva (ya sea que has comprado online o que has reservado por teléfono). En ese rato puedes pasear por el parque en el que está la galería o descansar.

Después del museo fuimos paseando y haciendo fotos hasta la Plaza Navona, con parada en la Fontana di Trevi. Cenamos en el Cul del Sac, tomamos vino de Venetto y el sitio es chiquito pero muy pintoresco.

Al día siguiente fuimos al Coliseo, fueron más de 3 horas de visita haciendo fotos, escuchando al audioguía y disfrutando. Primero hicimos el recorrido de la audioguía por fuera del coliseo y después dentro la escuchamos del tirón, porque la entrada con la RomaPass es distinta a la entrada desde la que empieza la guía, pero eso no tiene importancia, solo que no os volváis locos con eso. Al salir fuimos en busca de pasta fresca al Il Bocconcino, recomendamos la cerveza Re Ale y la pasta que más te guste, ñam ñam!

Dejamos para otra visita el Foro y el Palatino porque queríamos ir a la Basílica de San Pedro… Pero al llegar allí había una cola que daba la vuelta a la plaza. La entrada es gratuita, así que no queda otra que hacer cola. No sabemos si es porque era sábado por la tarde o porqué había tanta cola. Así que decidimos mejor tomar un bus para el Trastévere y parar en el mirador del Gianicolo a hacer fotos. Se nota que tenemos cámara nueva, jeje. Cuando empieza a oscurecer tomamos un bus para bajar y paramos a tomar un capuchino. De ahí bus a Termini. Compramos algo de cena en el supermercado frente a la iglesia de Santa María la Mayor (SimplyMarket) y a descansar. A las 4.30 teníamos el bus para ir al aeropuerto y el vuelo a las 6.30.

Para poder aprovechar el viaje aconsejan no parar a comer sentando y mejor ir andando. Pero nosotros queríamos también disfrutar de la comida y reservar energías cogiendo el bus y metro, que además hacía un poquillo de frío. Al final tienes que adaptar los consejos a cómo quieres que sea tu viaje y tu experiencia.

Aquí os dejo algunos consejos para organizar vuestro viaje a Roma.

Anuncios

Roma en 2 días – Consejos para preparar el viaje

Nuestra visita a Roma fue express, 3 días que se han quedado realmente en 2 días de turismo. Dicen que se necesita toda una vida para conocer Roma, así que con 2 días no da ni para los imprescindibles. Pero es una gran toma de contacto para poquito a poco ir descubriéndola, porque seguro que pronto volvemos! ya tenemos la lista de cosas para la próxima visita.

Para preparar el viaje y poder aprovechar al máximo los dos días de visitas estuve investigando bastante antes de ir y di con AudioGuía Roma. Ha sido genial poder tener toda esta información para preparar el viaje. Al hacer la reserva te dan el link para descargar una guía en pdf con información útil sobre desplazamientos, entradas y alojamientos. Y el link para descargar los audio y así los días previos al viaje escuchamos sobre las zonas que íbamos a visitar y sobre la historia de Roma para aprovechar mejor el viaje.

Para poder escuchar con más comodidad en el móvil la audio guía lo que hicimos fue descargarla en nuestra cuenta de Spotify. Para eso hay que poner los archivos en la carpeta de descargas de tu ordenador y en Spotify desde el mismo ordenador buscar la opción de archivos locales. Seleccionas los archivos y los pones en una lista. En el móvil te aparecerá la lista pero estará vacía, dale a descargar y aparecen los archivos. No se puede compartir esta lista, pero puedes repetir esto con la cuenta de cada persona que viaja.

El alojamiento lo reservamos por Airbnb, una habitación en Sixbeds, cerca de la estación de Termini. El alojamiento es con baño compartido, y la cocina es pequeñita, pero suficiente para desayunar y ponerse en marcha. Estás al lado de la Iglesia de Santa María la Mayor y a 15 minutos del Coliseo. Zona con restaurantes y comercios. Enfrente de la iglesia hay un supermercado con buen surtido, y bastantes tiendecitas pequeñas cerca para comprar agua y alguna cosilla.

Del aeropuerto a Termini llegamos con el bus de Terravisión, de este bus me enteré por la web de la audioguía porque no sale cuando buscas en google maps. Mejor comprar online porque así tienes asiento asegurado, sino tienes que esperar que suban todos los que tienen billete y ver si queda sitio. Si el avión se retrasa no te ponen ningún problema para montarte en el siguiente autobús con el mismo billete.

En el mismo aeropuerto en la oficina de turismo compramos la RomaPass, cogimos la de 72horas porque el jueves queríamos poder usarla para ir al Coliseo, pero al final no nos dio tiempo porque el avión se retrasó, el bus lo perdimos y tuvimos que esperar al siguiente y ya no nos dio tiempo a mucho esa tarde.

La RomaPass puede ser de 48horas (2 días) o 72 horas que es para 3 días. O sea, se activa con el primer uso y ese día ya es el día 1, el día 2 o 3 (según la que elijas) a las 12pm se desactiva. Las ventajas son poder utilizar los autobuses y metros urbanos (no sirve para ir del aeropuerto a la ciudad), los dos primeros museos son gratuitos y el resto con descuentos (pero no entran los museos Vaticanos). Nosotros le sacamos partido con todos los buses y metro y los dos museos gratis. Además en en el Coliseo no tuvimos que hacer la cola larga, aun con la RomaPass hay un poco de cola pero nada que ver con la cola normal para comprar la entrada. El otro museo en el que la usamos fue en la Galería Borghese, aunque sea gratuito debes llamar para reservar el horario. Esta galería es de las más famosas del mundo, y tiene limitación de personas por turno.

Antes de ir, o una vez llegues te recomiendo reservar la entrada a los Museos Vaticanos. Al reservar online son 4€ más, pero merece la pena por no hacer la super cola. A partir de la 1pm dicen que hay menos cola, pero piensa que necesitas al menos 3 horas para verlo, nosotros estuvimos 5 horas dentro.

Sobre moverse por Roma fuimos tirando de Google Maps para ver que bus tomar, para la próxima buscaremos una app de los buses porque nunca se cumplían los tiempos. Aun así nos pudimos mover con facilidad en bus y metro.